Nuestra Filosofía

En Clínica Reencuentro, creemos que la persona enferma y su familia merecen volver a tener una vida plena y pacífica, por lo cual nos comprometemos, a que tanto el paciente como la familia, REENCUENTREN la estabilidad emocional que perdieron. Enfatizando en la obtención de sentido de vida y estimulación de valores con amor, servicio, compasión, honestidad, respeto, responsabilidad, lealtad, confianza, esperanza, fe, ética, congruencia, amistad, dignidad y aceptación.

Una persona que padece la enfermedad de la adicción merece la oportunidad de volver a ser una persona digna y segura.

Especializados en el tratamiento de recaídas

Estamos especializados en el tratamiento de aquellos que sufren recaídas crónicas con drogas y alcohol que se diagnostican dualmente. Por esto nos referimos a aquellas personas que no  parecen permanecer limpias y sobrias el suficiente tiempo como para realmente obtener ayuda. Estas personas por lo general tienen un trastorno psiquiátrico coexistentes tales como Bi-polar, ansiedad, trastornos de pánico y depresión que si no se trata a tiempo, la capacidad para hacer frente a las realidades de la vida cotidiana disminuyen gradualmente y aumenta la probabilidad que busquen en los efectos eufóricos producidos por el alcohol y las drogas su escape.

Por ello nuestro programa se basa en soluciones a largo plazo.

Reconocemos la importancia de tratar y no en “institucionalizar” a nuestros pacientes. Viven en un entorno real y supervisado; aprenden a hacerle frente a las realidades cotidianas, que consideramos un importante factor que contribuye a su éxito a largo plazo.

 

Filosofía de la mejor manera de recuperación

Uno de los ejes que Clínicas Reencuentro hace mucho hincapié, es contar un entorno adecuado. Creemos que es un parte medular en el proceso, por ello dentro de nuestras Clínicas llevamos la misma linea, espacios grandes en contacto con la naturaleza, amplios jardines; los lugares en donde nuestros pacientes pasan  su tiempo son espacios agradables abiertos, donde puedan manejarse el concepto de la recuperación dentro del concepto de libertad.

Estamos en contra de los espacios cerrados donde los pacientes permanecen en una situación parecida a la de un reclusorio con altas cercas que les impide mirar hacia el exterior, debemos recordar que ellos son enfermos  y como tales deben de ser tratados y recibir un trato digno, respetuoso, y con toda la ayuda profesional que esto implica. Sin embargo estamos conscientes de la necesidad de vigilancia que ellos requieren, por lo que tenemos lo mejor en sistemas de seguridad, tanto en tecnología como humano, brindándole a la familia la tranquilidad de que estarán bajo un excelente cuidado, resguardando su seguridad e integridad, sin dejar de poder admirar la belleza de la naturaleza y unas vistas maravillosas al mar, las cuales traen como consecuencia que los pacientes se sientan mas confortables y tranquilos; como respuesta obtenemos mas cooperación para su tratamiento ya que al sentirse  relajados brinda la oportunidad de poder trabajar mejor con ellos.