10 cambios de conducta comunes en personas con adicciones

Si algo nos ha quedado claro es que las adicciones son un problema cada vez más común, el cual no tiene edad, sexo o clase social. Aunque hay maneras de prevenir este problema, cada vez son más las personas que se ven afectadas y que aunque quieren recuperar su vida normal, no logran hacerlo.

El motivo principal de esto es que el trastorno por abuso de sustancias es una enfermedad grave, la cual afecta el funcionamiento del cerebro y la salud en general. Así que para poder ayudar a un ser querido, es importante estar atento a sus cambios de comportamiento y los factores de riesgo con los que se pueda detectar un problema.

Cambios comunes en personas con adicciones 

Independientemente de si se tiene alguna sospecha de que algún ser querido consume sustancias o no, siempre es bueno saber cuáles son los cambios más comunes para poder detectarlos. De este modo se podrá tener un control de la situación a tiempo, de manera que se tenga mayor éxito al momento de ayudar a nuestro ser querido. 

Le gusta estar solo

Aunque hasta cierto punto es normal en algunas personas pasar tiempo solos, no es normal buscar la soledad. Al contrario, muchas veces este comportamiento lo tienen las personas con adicciones pues buscan “una experiencia más placentera” o que sus familiares no se den cuenta del problema. 

Cambios de conducta

Uno de los cambios más comunes cuando se tiene una adicción se produce durante la abstinencia, pues el humor del paciente puede cambiar drásticamente. Esto se debe principalmente a la necesidad que siente el cuerpo cuando está desechando las toxinas. 

Problemas de dinero

Aunque esto puede variar un poco dependiendo del poder adquisitivo que se tenga, es muy sencillo perder grandes cantidades de dinero si se tiene alguna adicción. Por eso es muy común que las personas con adicciones pidan dinero prestado, vendan objetos de valor que hay en su casa o incluso roben. 

No se responsabilizan 

Asumir responsabilidades es algo que fácilmente puede hacer una persona totalmente sana, pues no tiene los problemas derivados del consumo de drogas o consumo de alcohol. Al ingerir sustancias se crea una carga emocional y física debido a la necesidad que la persona siente por consumir, así que se le dificulta responsabilizarse de otras cosas.

 

Problemas en la escuela o trabajo

La mayor parte del tiempo los problemas causados por el consumo de sustancias hace que las personas tengan problemas con su rendimiento, puesto que el abuso de sustancias afecta directamente al cerebro. Esto se ve reflejado en cualquier actividad diaria que realice como su trabajo o en sus calificaciones escolares, en especial si por lo regular va bien. 

Cambio de amigos

Es común que las personas que padecen de adicciones dejen a sus amigos y comiencen a juntarse con otras personas que tienen el mismo problema. Por eso es recomendable estar atentos a estos cambios, pues pueden significar que nuestro ser querido está teniendo problemas con las adicciones. 

Deja sus pasiones 

Leer, cocinar, cantar o hacer algún deporte son actividades por las que pierde el interés una persona con adicciones. Si nuestro ser querido era una persona muy apasionada por alguno de estos o cualquier otro hobbie  y ahora ha cambiado bruscamente, posiblemente tenga una dependencia al consumo de sustancias dañinas para su salud mental. 

Problemas para dormir 

Probablemente ya antes lo habías escuchado, pero una de las conductas más comunes de dependencia son los cambios en los patrones de sueño. Estos cambios son provocados por las sustancias químicas que se están consumiendo, así que dependiendo de qué sustancia se esté consumiendo, el sueño puede ser fuerte o nulo. 

Está irritable

En muchas ocasiones las personas adictas tienen conductas agresivas y se irritan muy fácilmente, por lo que puede ser una conducta muy notoria. Este cambio se ve principalmente en personas que por lo regular eran tranquilas y que difícilmente reaccionaban de manera agresiva o irritable.

No tiene hambre

La sensación de estar satisfecho puede verse alterada dependiendo del tipo de sustancia que se está consumiendo.  Así que si se tiene un cambio de patrones alimenticios, muy posiblemente se deba a que se esté relacionado con el consumo de drogas. 

Uno de los factores más notorios es la mentira.  Sin duda alguna esta es una de las conductas que más se pueden notar en una persona que está lidiando con esta clase de problemas, pues al saber que tiene problemas y que no serán bien aceptados por sus seres queridos procura usar las mentiras para poder cubrirse y así evitar cualquier clase de situación que pueda dificultar su adicción. 

¿Dónde acudir?

Si alguno de nuestros seres queridos padece alguno o más de estos comportamientos, muy posiblemente esté pasando por un problema de abuso de adicciones, de ser así; lo más aconsejable es buscar ayuda lo antes posible, pues el tiempo puede jugar en contra, dependiendo de la situación.

El centro de rehabilitación en México es uno de los más especializados, gracias a eso, cientos de turistas de otros países deciden tratarse en nuestro país. Doctores, terapeutas y psicólogos son solo algunas de las personas que forman parte del equipo de profesionales que presta sus servicios para atender a los pacientes. 

Sin embargo; no todas las adicciones se tratan de la misma manera, por eso es necesario buscar una clínica que se pueda adaptar a las necesidades del paciente y su familia. Pensando en esos problemas, es que se creó la Clínica Reencuentro, donde te brindamos toda la ayuda que necesitas para poder cuidar a tu ser querido. 

Con nuestro apoyo y el de nuestro equipo de profesionales podrás ver cómo en poco tiempo recuperarás a tu ser querido. Estamos totalmente cualificados para brindarte la mejor atención y sabemos cómo apoyar a los pacientes incluso cuando tienen alguna recaída.  

Por eso nos hemos convertido en la ayuda que cientos de familias esperaban tener, con nuestras terapias hacemos que el paciente pueda recuperar su vida poco a poco. Además, no lo dejamos solo, estamos a su lado en todo a lo largo de todo el proceso y también le brindamos apoyo a la familia.

En la Clínica reencuentro sabemos lo difícil que puede ser para el paciente comenzar de nuevo, así que le brindamos espacios tranquilos, actividades y tratamientos especiales. De ese modo podrá volver a confiar en sí mismo y comenzar de nuevo recuperando el equilibrio en salud mental.