Adolescentes y adicciones ¿cómo detectarlos?

adolescente1Que los adolescentes experimenten con alcohol y drogas es bastante común, pero desafortunadamente la mayoría de las veces ellos no ven las consecuencias de sus actos a largo plazo. Se sienten inmunes a los problemas que tienen otros, y no acatan las recomendaciones de mantenerse alejados y buscan experimentar.

El usar tabaco y alcohol a temprana edad se traduce a muchas más repercusiones negativas, tanto física y psicológicamente por su organismo en desarrollo. Hay algunos que experimentarán con sustancias y ya no seguirán con el hábito, pero en otros casos pueden desarrollar una dependencia, y querrán consumir otras drogas que pongan en peligro su integridad y los que los rodea.

Es difícil saber si el adolescente desencadenará una adicción o solo experimentará y descontinuará su uso, pero ciertas tendencias pueden incrementar el riesgo:

– Aquellos con una familia con historial de abuso de sustancias

– Los que son depresivos

– Los que tienen baja autoestima

– Y los que se sienten que “no encajan”

Los adolescentes tienden a abusar de una gran cantidad diversas de drogas, tanto legales como ilegales. Entre las legales podemos encontrar el alcohol, medicamentos, inhalantes, tabaco o incluso jarabes para la tos y pastillas para bajar de peso. En los ilegales se encuentran la marihuana, speed, cocaína, LSD, heroína y drogas de diseño como el éxtasis. El uso de drogas ilegales a ido en aumento entre los adolescentes, en promedio a los 14 años ya se está experimentando con la marihuana, pero el alcohol es aún más grave, en promedio desde los 12 años.

El abuso de sustancias a tan corta edad está asociada con efectos negativos cuando son adultos; desde el abuso serio de sustancias, graves problemas de salud, fracaso escolar, mal juicio que puede producir accidentes, violencia, vida sexual irresponsable o suicidio.

Los padres pueden prevenir este tipo de conductas hablando abiertamente del uso de drogas, siempre estar disponible para sus dudas, ser un ejemplo a seguir y ser muy observador para identificar cualquier cambio en su carácter o actividades.

Los signos de alerta los cuales pueden aparecen en un adolescente con problemas con el alcohol y otras drogas son las siguientes:

Físicos: Fatiga, ojos rojos y vidriosos, tos duradera, cambio en apetito.

Psíquicos: Cambios de personalidad, cambios drásticos de humor, conductas irresponsables, irritabilidad, baja autoestima, mal juicio, depresión, falta de interés.

Familia: Inician discusiones, rompen reglas, de alejan del círculo familiar.

Escuela: Bajo interés, actitud negativa, bajas calificaciones, faltas, problemas disciplinarios.

Social: Nuevas amistades las cuales están poco o nada interesados en el estudio o la familia, problemas con la ley, cambios en la forma de vestir y música.

Hay que aclarar que las anteriores alarmas pueden ser signos de otros problemas como depresión crónica o trastornos de ansiedad. Es muy importante que si usted sospecha o ya tiene un problema con algún adolescente que abusa de sustancias lo consulte con algún psicólogo especializado en adicciones, en Clínica Reencuentro encontrará toda la ayuda que necesita, solo póngase en contacto con nosotros.

Leave a Reply