¿Cómo prevenir el uso de drogas en mis hijos?

hijos-drogasEl uso (y abuso) de drogas es una práctica tan vieja que datan desde el inicio de la civilización y sabemos que permea muchos de los ámbitos culturales y de convivencia humana, desde la ingesta de alcohol en reuniones hasta ritos chamánicos. Estaríamos cayendo en un error al pensar que nuestros hijos estarán exentos de estar expuestos al consumo de drogas, su uso es tan preocupantemente común a bajas edades (su inicio en promedio es a los 12 años), no importa si la sustancia sea legal (tabaco, alcohol) o ilegal(mariguana, cristal), llegará un momento en donde nuestros niños y jóvenes tendrán enfrente la decisión de tomar o no alguna droga. Nuestro papel como padres es ayudarlos a tomar la mejor decisión para ellos a largo plazo, y darles todas las herramientas necesarias para mantenerlos alejados de la adicción. Por ende les tenemos algunos consejos para que nuestros hijos seleccionen lo mejor para ellos mismos:

Se un buen ejemplo

De nada nos serviría tratar de evitar las adicciones en tu familia si tus hijos te ven pasado de copas cada vez que tomas, por eso es muy importante predicar con nuestras acciones; sé muy cuidadoso y responsable en el consumo de alcohol y tabaco y explica a tus hijos los daños que pueden generar en su salud, en su familia y en su bienestar en general.

Ten una comunicación abierta:

Crea una comunicación abierta con tus hijos, sin juzgarlos, esto les dará la confianza de hacer preguntas y ser sinceros en sus preocupaciones y deseos. Esto debe de ser paso a paso, el construir la confianza puede llevar tiempo, pero una vez hecha la brecha será más fácil estar al tanto de las inquietudes y dudas de tus hijos, con esto puedes detectar problemas antes que se vuelvan más grandes.

Involúcrate en sus vidas:

Conoce a sus amigos, ve a algún evento con ellos, sigue sus actividades en la escuela, ayúdales con la tarea; siempre que puedas pasar tiempo de calidad con ellos hazlo, esto aparte de conocerlos mejor, hará un lazo muy fuerte de confianza que durará aún cuando no estés con ellos vigilándolos.

Sin prejuicios:

A nadie les gusta contar sus problemas con alguien que nos va a juzgar por todo; es muy importante que al hablar con tus hijos tomes una postura abierta y de entendimiento. El tener una reacción fuera de lugar hará que la confianza que se tenía para compartir preocupaciones acabe. Puedes expresar sanamente tu preocupación o disgusto en alguna acción en particular, pero recuerda que también son humanos, y con un poco de retroalimentación positiva puede hacer la diferencia.

Habla de drogas con ellos a edad temprana:

Como lo comentamos al inicio, la edad promedio en el que algún adolescente interactúa con alguna sustancia es de 12 años, así que es obligatorio para los padres hablar de drogas y adicciones de manera que cuando llegue ese momento de verdad, en el que tiene elegir si consumir o no, nuestros hijos van a depender de la información recibida previamente por sus padres y adultos de confianza.

Establecer reglas:

Hay que establecer límites claros con tus hijos; horas de llegadas, comunicación de donde están si no estan en casa, tareas en el hogar, etc. Y claro, romper los límites supone una consecuencia.

Edúcate constantemente el tema:

Infórmate sobre las sustancias que pueden llegar a tus hijos, sus usos y consecuencias. Recuerda que ya no solo son los “churros” y “chemos”, si no que la oferta de nuevas formas de atrapar a la juventud en una adicción son tan diversas y aún más peligrosas, como las sales de baño o drogas de diseño. La información es poder, y el tener este conocimiento puede evitar grandes daños a tus seres queridos.

Esperemos que puedas poner en práctica estas recomendaciones, si es necesario ayuda profesional, con consultores y psicólogos con basta experiencia en adicciones, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, en Clínicas Reencuentro en Tijuana estamos para servirle.

Leave a Reply